Seleccionar página

Por qué La Gran Apuesta

Últimamente hay un asunto que me preocupa.  La música para cine y series ha entrado en un bucle extraño que se mueve entre la producción estajanovista con lectores de súper-muestras de sonido, que se desprecia por parte de incluso los usuarios, y las grabaciones de orquestas sinfónicas para cine cuya calidad queda reducida al aplicarse el resto del sonido.  Además, aunque las plataformas online estén aún manteniendo las salas de cine porque los estrenos convencionales son una etiqueta de calidad y distinción, la emisión en formatos domésticos digitales no permiten de forma generalizada la recepción de la calidad técnica que se persigue. En resumen, la música orquestal es mucho más elaborada y rica en matices, quizá, que otras, pero su mantenimiento es demasiado caro, y sus resultados se diluyen entre los agentes emisores y receptores.

¿Es necesaria la producción de música  ̈richardstraussiana ̈ como un elemento exclusivo de la producción musical cinematográfica? ¿Otras músicas, populares, otras técnicas y otros compositor@s sin conocimientos musicales tienen vetado el camino? ¿Qué futuro podemos tener los compositor@s y qué aspectos hay que mejorar? ¿Es posible la amalgama de técnicas compositivas? ¿Es posible la producción de alta calidad con pocos medios y otros tipos de música? ¿Qué barreras reales hay que echar abajo y con qué medios?

Esta es mi primera reflexión en este blog, que como véis, deja abierto el campo para la continuidad, ampliación y revisión de planteamientos.  Al hilo de este asunto pronto espero hablar de esta banda sonora (The Big Short o La gran apuesta, 2015), que me fascina por su frescura, por el uso descarado de loops e instrumentos virtuales, y por su energía.  Este tema es una muestra de ello, cargado de brillos trepidantes de piano haciendo un arco de luces diminutas sobre un sorprendente juego de minimalismo preciosista de batería y percusión. Es una variación de corta duración, concentrada en su intención, que invita a escucharla una y otra vez.

 

Shorting The Aa, de Nicholas Britell BS de la película The Big Short

 

 

Comparte esta página
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies